Historias de una mamá riquiña

Nacer en tiempos de coronavirus

Después de tantos años esperando poder ostentar oficialmente el título de tía – de forma oficiosa lo tengo desde hace tiempo – , la pequeña Elsa viene a nacer en medio de una pandemia. Mi hermano siempre dice que porque le pone humor y empeño a la vida, pero que la suerte la suele llevar en contra; creo que estoy por darle la razón. Bueno, no; porque ella está sana y sus padres también, adaptándose a la nueva situación desde la seguridad de su hogar, y eso no puede ser mala suerte. Aprovecho una videollamada para deleitarme en ese ser que ya adoro durmiendo en su moisés y les hago algunas preguntas. Os presento a Almu y Jaime.

Si el parto nos llena de miedos, ¿hacerlo con el COVID-19 acechándonos cómo ha sido?

Almu: «Creo que miedo no es la palabra, pero sí sentíamos mucha intranquilidad. Pasamos dos días en planta bastante aislados pero nos preocupaba mucho cómo iba a ser el momento de bajar a la sala de paritorios Además, el ambiente estaba muy enrarecido a pesar de los esfuerzos del personal que nos atendió por demostrar tranquilidad y que todo estaba bajo control.»

¿Cómo vivisteis los días en el hospital?

Almu: «Fueron extraños, porque había una sensación rara en el ambiente. Las habitaciones en principio son dobles, pero mientras yo estuve sí que nos colocaron individualmente. Notabas el distanciamiento de los sanitarios, siempre que fuese posible; en general, todo el mundo procuraba guardar distancias. No pudimos hacer cosas en principio normales como ver su primer baño, ya que no estaba permitido permanecer en las zonas comunes porque sí, por ejemplo, pero nada realmente preocupante. Recibimos muy buen trato por parte de todo el personal.»

Jaime: «Es verdad que también estábamos un poco nerviosos porque aunque sí que pudimos pasar esos días nosotros solos, en todo momento nos hicieron saber que, llegado el caso, nos podría tocar compartir habitación. Era una situación que no entendíamos, porque el espacio apenas medía 3 metros cuadrados, con lo que 4 adultos y dos bebés se nos hacía pequeño. Por suerte, todos los que ingresamos en esos días pudimos estar en habitaciones individuales.»

Fuesen cuales fuesen las circunstancias fuera, ahora nos tocaba empezar a conocernos y adaptarnos a nuestra nueva vida los tres juntos, y eso estamos haciendo; por ahora no hay quejas, nos estamos cayendo bien.

Almu

¿Os dieron algunas recomendaciones específicas para los primeros días en casa?

Jaime: «Con respecto al coronavirus no, las recomendaciones generales para toda la población. Solamente nos dieron la información habitual en caso de nacimiento: limpieza del ombligo y caída del muñón; que no pasase más de 3 horas seguidas sin comer; ponerla a dormir boca arriba e ir cambiando de posición su cabeza para que no se abombe; ese tipo de cosas.»

Almu: «Sí, las recomendaciones para mí también fueron las habituales para una cesárea: lavar la cicatriz con agua y jabón y dejarla bien seca; nada de levantar pesos, etc.»

¿Os están haciendo el seguimiento de las primeras semanas del bebé y las visitas para ver la evolución del puerperio?

Almu: «En realidad, no. A la niña la verán hoy, ya que cumple un mes, pero las citas anteriores fueron canceladas. A mí me llamó en una ocasión la matrona para saber cómo estaba, dado que al ser cesárea la recuperación es un poco más delicada, pero sí tuve que ir a que me sacasen las grapas, claro.»

¿Cómo hicisteis los trámites de inscripción en el registro y las respectivas bajas por maternidad y paternidad?

Jaime: «Ese asunto fue un poco lioso porque nos coincidió en el momento de la hibernación más extrema. Por una parte no podíamos ir a inscribir físicamente a la niña en el Libro de Familia hasta pasados casi 20 días pero necesitábamos tener todo antes de esa fecha para arreglar las bajas de paternidad y maternidad. Pero solo fue un poco de tensión porque finalmente cambiaron los procedimientos y pudimos arreglar todo telemáticamente e ir al Registro días después sin mayor problema.»

¿Cómo estáis llevando estas primeras semanas con el bebé y aislados?

Almu: «Lo estamos viviendo mucho mejor de lo que pensábamos, la verdad. Fuesen cuales fuesen las circunstancias fuera, ahora nos tocaba empezar a conocernos y adaptarnos a nuestra nueva vida los tres juntos, y eso estamos haciendo; por ahora no hay quejas, nos estamos cayendo bien. Pero sí que es verdad que aunque no estamos sufriendo las temidas interferencias del exterior, tampoco podemos recibir todo el cariño y el apoyo que nos gustaría de nuestras familias.»

Jaime: «El no poder salir de casa a nivel psicológico cuesta un poco, pero claro, como a todos. Hay noches que no duerme, que se pasa 3 horas seguidas llorando…si tan solo pudiera dar un paseíto al día siguiente por la finca de mi suegro para airear un poco la mente, para que reciba estímulos diferentes que la calmen, para que se duerma durante el paseo… Por suerte, ya pronto podremos hacerlo.»

¿Algún consejo para alguna pareja que esté a punto de dar a luz en medio de este panorama?

Almu: «Pues que intenten afrontarlo como un alumbramiento normal. En el hospital están tomando todas las medidas necesarias para que no se produzca un contagio. Hay que adaptarse a la situación, que es extraña, y rebajar a lo mejor tus expectativas porque ves nerviosismo alrededor, no puedes tener a tu familia al lado, porque desde luego no es como nos lo habíamos imaginado, pero es igualmente un momento increíble»

Jaime: «Y aunque pueda sonar a tontería por obvio, es un momento muy importante para cuidar la pareja, para esforzarte por sacar una sonrisa, por tener un detalle que haga sentirse mejor a la persona que te acompaña en este proceso, por mostrarse abiertos, receptivos y formando un equipo. Pero sobre todo, buen humor, hay que reír que es lo que nos queda.»

Última pregunta, y con esto ya os dejo volver a vuestras cosas, ¿le ponéis audios con mi voz para que me vaya conociendo hasta que la pueda ver?

Mientras mi cuñada farfulla que sí, que sí, que lo primero que hace cada mañana al abrir un ojo, mi hermano me dice unas cosas muy feas que no viene a cuento reproducir aquí, así que doy la entrevista por finalizada.

Desde aquí darles otra vez las gracias por sacar un ratito para atenderme. Espero que os haya gustado y que si estáis cerca del momento del parto os ayude a mantener un poco la calma.

Compartir

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *