¿Quién soy? Patricia, una mamá riquiña

Me llamo Patricia, soy profesora por vocación, madre por devoción y curiosa e inquieta por castigo.

De la universidad al mundo laboral

Tras finalizar mis estudios de filología inglesa, con su correspondiente máster, me dediqué durante años a la investigación lingüística. Nunca llegué a publicar aquella tesis que tantas horas de desvelo me ocupó, pero sí algunos artículos en revistas especializadas que guardo como oro en paño. Viajé por España presentando mis resultados en congresos y hasta me invitaron a hacer una breve estancia en la Universidad de Vancouver (Canadá). Y sin embargo, aquella vida no era para mí, aunque por nada del mundo cambiaría las experiencias que viví.

Un poco perdida y sin saber hacia dónde dirigirme, comencé a dar clases extra-escolares de inglés en la etapa infantil y primaria. Una breve transición de ocho años llena de satisfacciones, risas, abrazos, de ayudar a crecer a mis peques, de hacerme un hueco en sus familias. Ahora sí me sentía plena, ¡qué profesión tan bonita la de los maestros! Pero ese culo inquieto que dice mi madre que soy ya empezaba a moverse hacia otra dirección.

La maternidad, toda una gran revolución

La última revolución en mi vida, y la más profunda, ha sido la maternidad. ¡Menudo viaje estoy viviendo! Es tan poderosa su mera existencia, que me impulsa constantemente a buscar una nueva versión de mí misma. Necesito más paciencia, necesito más conocimientos, necesito más empatía; pero por encima de todo, necesito más tiempo.

Internet se abre ante mí como la gran puerta a la conciliación; sí, imaginar ser libre para gestionar mi tiempo, aunque sea para convertirme en esclava del de mi pequeña, se me antoja una fantasía. Pero no es la única motivación. Echo tanto de menos escribir que cuando me siento delante del teclado mis dedos se mueven solos. Es verdad que de joven fantaseaba con relatos cortos y novelas históricas; ahora palabras como «posicionamiento SEO», «marketing digital» o «estrategia de comunicación» dominan mis lecturas nocturnas. Inicio una nueva aventura y espero poder convertirme en una gran Redactora Digital.

Si todavía te interesa lo que tengo que contar, date una vuelta por el blog y descubre todas mis historias. ¡Te espero!

Compartir