Historias de una mamá riquiña

Receta de maki de jamón, queso y aguacate

Hoy me gustaría presentaros esta receta tan sencilla que hará las delicias de los pequeños de la casa. Y no solo porque les va a encantar, sino que podrán hacerla ellos mismos con apenas un poco de supervisión por parte de los mayores. Ya os conté en el post anterior la importancia de que los niños colaboren, e incluso lleven la iniciativa, en las tareas del hogar.

¡Vamos allá!

Ingredientes

  • 2 Rebanadas de pan de molde
  • Queso de untar
  • 2 Lonchas de queso
  • 2 Lonchas de jamón cocido
  • Aguacate
  • Cebollino para decorar

Paso a paso

  • Cortamos las cortezas de las dos rebanadas de pan y colocamos una encima de la tabla y la otra ligeramente superpuesta, de tal forma que nos quede una rebanada muy larga.
  • Con ayuda del rodillo, amasamos las dos rebanadas de pan juntas, empezando por el centro para que queden unidas, hasta que nos quede una especie de masa fina. Aunque en la foto no lo usé, es recomendable colocar una hoja de papel de horno debajo o se nos puede pegar un poco a la tabla (nada que no arregle un buen cuchillo cebollero 😂).
  • Dejaremos unos centímetros en la parte superior del pan sin ingredientes para que después sea más fácil cerrar el rulo. Untamos con la crema de queso y disponemos el resto de los ingredientes encima: queso, jamón cocido y las láminas de aguacate. Es recomendable incluir algún tipo de vegetal en la receta, pero se puede adaptar a vuestros gustos: zanahoria, calabacín, tomate, etc.; lo único importante es cortarlos en láminas finas.
  • Todo listo para enrollar el maki, empezando por abajo. Tenemos que intentar que quede compacto, pero sin pasarnos con la fuerza para que no se rompa el pan. Al llegar al final, presionaremos con los dedos la parte que dejamos sin ingredientes para que quede sellado; colocamos esa parte con la unión hacia arriba, así el cuchillo hará menos presión al cortarlo y será más difícil que se nos abra.

Dependiendo de la edad y desarrollo de psicomotricidad fina de vuestros peques, podrán hacerlo solos o necesitarán que les ayudéis un poco, pero seguro que esta es la parte que más les gusta.

  • Para acabar, cortamos el rulo en 4 o 6 piezas, dependiendo de la edad de vuestros peques y el tamaño de bocado que manejen. Decoramos con un poco de cebollino picado, si tenemos, ¡y listo! Podéis darles unos palillos para que intenten comer con ellos; si nunca lo han hecho, es probable que algún trozo acabe en el suelo, pero los peques se lo van a pasar pipa seguro.

Nota para los golosos: podermos sustituir la crema de queso por crema de cacao o cacahuete y rellenar el maki con un plátano. A mí me empalaga un poco, la verdad, pero siempre que lo he hecho con niños les ha encantado esta versión.


Si sois como yo y os encanta acumular recetas (aunque luego nunca recordéis dónde las habéis guardado), o si vuestros hijos ya leen y la queréis imprimir para que la hagan ellos solos, os dejo aquí un resumen en PDF.


¿Os ha gustado la receta? ¿Hacéis alguna versión parecida? Contadme vuestras experiencias en los comentarios, me encantaría leeros.

¡Hasta pronto!

Compartir

También puede gustarte...

8 Comentarios

  1. Beatriz Malvido dice:

    Que buena pinta tiene eso!!
    Creo que lo probar este fin de semana

    1. EnredadoraJefa dice:

      ¡Gracias! Espero que te guste.

  2. Rosa dice:

    Creo que por aquí nos vamos a decantar por la versión dulce

    1. EnredadoraJefa dice:

      Una apuesta segura con los peques (y los no tan peques ). Espero que os guste.

  3. Nerea dice:

    Además admite un montón de variaciones para experimentar e incluso puede prepararlo mi hija de 5 años que seguro que así le sabrá incluso mejor .

    1. EnredadoraJefa dice:

      ¡Desde luego! Lo único importante es no cargar la base con demasiados ingredientes para que podamos enrollarlo fácilmente.

      A tu peque le va a salir de maravilla solita, seguro. La mía tiene dos años y necesita más ayuda, pero la he probado con niños de 5 y lo único que he tenido que hacer es darles los vegetales cortados. ¡Espero que la disfrutéis!

  4. María dice:

    Que pintaza tiene!!!!
    Tengo ganas de probarlo!!
    Cómo tentempié creo que queda muy bien y si te puede ayudar tu hijo es ideal!

    1. EnredadoraJefa dice:

      Sí, la verdad que es muy versátil, podemos usar una crema de Camembert, de cabra o salmón ahumado, por ejemplo, y valdría perfectamente como aperitivo para dejar encantado a cualquiera. Siempre la he hecho para niños, ¡pero me acabas de dar una gran idea!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *